Post Format

Ridículo estudio que vincula vacunas con autismo es desmentido por científicos

Leave a Reply

Los conspiradores atacan de nuevo y esta vez lo hicieron con las vacunas. Sin embargo, las cosas no les salieron muy bien. Resulta que un documento científico fue retirado después de ser acusado de ser una «pseudociencia anti-vacunas» y se descubrió que contenía datos falsos manipulados. Misteriosamente el documento ya no está.

La investigación, publicada el mes pasado, sugería que el aluminio contenido en los adyuvantes de vacunas podían desencadenar respuestas biológicas en ratones «consistentes con las del autismo». Sin embargo, los comentaristas científicos no tardaron en volver trizas este documento de conspiradores pseudo-científicos que lo único que hacen es crear un retroceso en la salud.

«Incluso con la interpretación más caritativa, lo mejor que se puede decir de este estudio es que podría mostrar un aumento de los niveles de proteínas asociadas con la inflamación en los cerebros de ratones a los que se les había inyectado adyuvante de aluminio con mayor frecuencia que los bebés humanos. «, escribió el oncólogo David Gorski de la Universidad Estatal de Wayne en su blog en ScienceBlogs.

«Fue, como tantos estudios anteriores, la tortura de ratones en nombre de la pseudociencia anti-vacunas». Varios otros comentaristas en la comunidad investigadora también encontraron fallas en la investigación, señalando a sus autores como «pilotos anti-vacuna» y brindando derribos por golpe en lo que llamaron una «autopsia de un estudio defectuoso de aluminio e inflamación del cerebro».

Hicieron trizas los argumentos sin fundamento

Pero la acusación más condenatoria de la investigación se produjo cuando los usuarios del sitio científico de la comunidad PubPeer notaron varios casos en los que los gráficos y los resultados de los datos del estudio habían sido deliberadamente manipulados, copiados y pegados, y generalmente falsificados. Nada extraño en los conspiradores.

Para John Dawson, el editor del Journal of Inorganic Bioquímica en el que se publicó el artículo, fue la gota que colmó el vaso, y le dijo a Retraction Watch que el estudio estaba «siendo retenido conjuntamente por los autores y el editor». Uno de los autores principales del artículo, Christopher Shaw de la Universidad de British Columbia en Canadá, dijo al sitio que era un misterio la forma en que los datos manipulados ingresaron a su investigación.

«Nuestro propio análisis mostró que algunas cifras habían sido alteradas», dijo. «Solicitamos una retractación porque no pudimos entender cómo sucedió eso. Sentimos que los datos habían sido comprometidos». Shaw sostiene que los datos originales utilizados en la investigación, que comenzó hace años, posteriormente fueron llevados a China por el primer autor del artículo y no pueden recuperarse fácilmente para su verificación.

¿Se retractaron?

«El primer autor, el Dr. Dan Li, niega haber hecho nada malo, pero no ha proporcionado ninguna información sobre esto a pesar de las repetidas preguntas de nosotros», explicó a Beth Mole en Ars Technica. «Seguimos persiguiendo estas preguntas, pero como ahora se encuentra en otra institución, no podemos obligarla a cumplir».

En cuanto a cómo se perdieron los errores y las falsificaciones antes de su publicación, Shaw dice que son básicamente imposibles de atrapar. «Cuando miras estos tipos de [datos], a menos que los mires bajo una potencia muy alta y los amplifique 20 veces, lo que nadie hace, por cierto, no verías necesariamente que había algo malo». le dijo a CBC News.

En cuanto a dónde nos deja, no está claro. El periódico está en proceso de ser retraído, pero incluso si los datos originales surgen alguna vez, Shaw reconoce que la credibilidad de la investigación ya ha sido destruida. Hablando de eso, su propia reputación, y la de su autora Lucija Tomljenovic, también está en un lugar terrible ahora mismo.

Esta no es su primera retractación, y tienen antecedentes de ser criticados por una investigación fallida en esta área. En respuesta al furor por las críticas, los datos falsos, y ahora la retractación, la base de datos de los investigadores -la Universidad de Columbia Británica- ha dicho que investigará cualquier acusación de mala conducta académica, pero afirmó que «detiene el valor de libertad académica».

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.