Post Format

Nueva tecnología de imagenologia nos permitiría ver a través de un corazón latiendo.

Leave a Reply

Un nuevo dispositivo de imágenes desarrollado por un equipo de investigadores de la University College London (UCL) y la Queen Mary University of London (QMUL) permitirá a los cirujanos obtener una vista sin precedentes del corazón durante procedimientos mínimamente invasivos.

Actualmente, los médicos tienen que confiar en las sondas de ultrasonido externas y las imágenes tomadas antes de la operación para visualizar los tejidos blandos internos. Este nuevo desarrollo permitirá a los cirujanos ver el tejido internamente, lo que hará que los procedimientos cardíacos sean más fáciles y seguros.

El dispositivo, una aguja óptica de ultrasonido, fue desarrollado por un equipo de cirujanos, ingenieros, físicos y químicos de materiales con el objetivo de crear una herramienta para trabajar con dispositivos médicos existentes de un solo uso. Para ello, el equipo tuvo que asegurarse de que la aguja fuera lo suficientemente sensible como para captar las profundidades de los tejidos a escala de un centímetro, todo mientras se movía dentro del cuerpo. Hasta ahora, la aguja ha sido probada con éxito en cerdos.

El Dr. Malcolm Finlay, cardiólogo consultor de QMUL y Barts Heart Center, y co-líder del estudio, explicó cómo la herramienta ayudará a los cirujanos a tratar tejidos pequeños que pueden ser difíciles de visualizar, pero potencialmente desastrosos de ignorar.

Imágenes en tiempo real.

«Ahora tenemos imágenes en tiempo real que nos permiten diferenciar tejidos a una profundidad notable, ayudando a guiar los momentos de mayor riesgo de estos procedimientos», dijo Finlay. «Esto reducirá las posibilidades de que ocurran complicaciones durante los procedimientos de rutina pero especializados, como los procedimientos de ablación en el corazón. La tecnología ha sido diseñada para ser completamente compatible con MRI y otros métodos actuales, por lo que también podría usarse durante la cirugía cerebral o fetal, o con agujas epidurales guía”.

La herramienta es en realidad una fibra óptica en miniatura alojada dentro de una aguja clínica hecha a medida. Cuando se inserta en el cuerpo, proporciona un breve pulso de luz que genera pulsos ultrasónicos. Los reflejos de estos pulsos ultrasónicos, que se producen cuando la luz llega al tejido interno, son detectados por un sensor en una segunda fibra óptica, lo que permite obtener imágenes por ultrasonido en tiempo real.

Los sensores se desarrollaron con la ayuda del trabajo completado por un estudio de UCL por separado dirigido por el Dr. James Guggenheim, un investigador asociado en el Departamento de UCL de Física Médica e Ingeniería Biomédica.

«Todo el proceso ocurre extremadamente rápido, dando una vista en tiempo real sin precedentes de los tejidos blandos. Proporciona a los médicos una imagen en vivo con una resolución de 64 micras, que es el equivalente a solo nueve glóbulos rojos, y su fantástica sensibilidad nos permite diferenciar fácilmente los tejidos blandos «, dijo el Dr. Richard Colchester, investigador asociado de UCL y coautor del estudio.

Mira las imagenes que promocionan el dispositivo.

El equipo detrás de la aguja óptica de ultrasonido espera habilitar la tecnología para uso clínico en pacientes humanos. Si tiene éxito, podría convertirse en una de las principales herramientas que utilizaran los cirujanos de todo el mundo durante los procedimientos quirúrgicos que involucran el corazón, como la técnica desarrollada recientemente por el Dr. David Wood. El procedimiento de la válvula aórtica de Wood (llamado 3M por tener un enfoque «multidisciplinario, multimodal, pero minimalista») toma un mínimo de 45 minutos para completarse, y los pacientes se recuperan en unos pocos días.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.