Post Format

Si todo el arsenal nuclear del planeta fuera detonado, esto es lo que ocurriría

Leave a Reply

Una confrontación de arsenal nuclear que involucrara alrededor de 100 ojivas podría hundir al mundo en un desagradable invierno nuclear. Esto implicaría años de temperaturas invernales y niveles extremos de fracaso de los cultivos.

Se enviaría al sistema alimentario mundial a una espiral y se crearían niveles de hambruna sin precedentes. Tan solo cinco podrían arrastrarnos a un otoño nuclear, menos severo, seguro, pero aún bastante devastador. Como resultado, podríamos perder entre 20 y 80 por ciento de las precipitaciones mundiales y hasta 1.000 millones de vidas.

Ahora, si consideramos la totalidad de la existencia de arsenal nuclear del mundo, estaríamos hablando de alrededor de 15,000 ojivas. Los Estados Unidos y Rusia poseen un poco menos de 7.000 cada uno, y el resto se divide de manera desigual entre las potencias nucleares restantes: el Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte. Es justo decir que estas armas podrían hacer mucho daño.

En caso de que te estés preguntando qué nivel de destrucción se puede ocasionar con 15,000 armas nucleares, te complacerá saber que el canal de YouTube Kurzgesagt – In a Nutshell lo respalda. En una animación publicada el domingo, responden a la pregunta: «¿Qué pasaría si todas las bombas nucleares del mundo fueran detonadas a la vez?»

Lo que el arsenal mundial ocasionaría

Según los científicos consultados por el anfitrión del canal, se necesitan solo tres ojivas nucleares para destruir una de las 4.500 ciudades del planeta. Esto significa que incluso después de haber eliminado todas las áreas urbanas de 100,000 o más personas, te quedan 1,500 ojivas.

Si, en cambio, decides poner todas tus armas nucleares en una canasta y soltar esa canasta en el Amazonas, podrías desatar una explosión con la fuerza de 3 mil millones de toneladas de TNT, según el anfitrión. Eso equivale a 15 erupciones de Krakatoa 1883, la erupción volcánica más poderosa que se haya registrado.

Dispararía una bola de fuego de 50 kilómetros (30 millas) que destruiría todo dentro de un radio de 3,000 kilómetros (1,800 millas) de la explosión. Esto generaría una serie de ondas de presión que rodearían el mundo en las próximas semanas.

Y la cosa se pone peor

Mientras tanto, una nube de hongo se extendería a los niveles superiores de la atmósfera de la Tierra y millones de toneladas de material incinerado serían catapultados en los cielos. Un (relativamente) pequeño cráter de 10 kilómetros (6 millas) de ancho marcaría el lugar de la explosión.

Mientras tanto, todo Sudamérica se vería envuelto en incendios forestales extremos que harían ver a las llamas californianas del verano pasado (las más letales y destructivas de historia) como caricias, o como un sólo minuto de incendios.

Tal vez sea mejor no estar para verlo

Pero esto es cuando comienza la «parte desagradable», dice el anfitrión. Porque esto es cuando los niveles extremos de radiación harían su daño, matando a los seres vivos. En todas partes, desde el cráter hasta cientos de kilómetros a favor del viento, sería simplemente inhabitable, mientras que el resto del planeta se vería cubierto por la nube de hongos en la lluvia llevada a la atmósfera.

El mundo se hundiría en un invierno nuclear. Aún así, se nos dice, «la vida humana continuará». Simplemente no será muy agradable. Para ver una explicación de lo que sucedería si pusiéramos cada trozo de uranio en la Tierra en una bomba nuclear y lo viéramos arder, mira el vídeo aquí.


0

Leave a Reply

Required fields are marked *.