Post Format

En video: Satélites de la NASA graban a la Tierra respirando

Leave a Reply

Por medio de satélites de la NASA se ha obtenido un video de la línea de tiempo de la Tierra. Este video revela cómo nuestro planeta ha cambiado en las últimas dos décadas a medida que los satélites de la NASA monitorean continuamente las poblaciones de plantas en tierra y en los océanos. El video muestra a la Tierra «respirando» repetidamente a medida que las estaciones cambian a lo largo de cada año, y la cobertura de nieve en los polos norte y sur crece y se contrae periódicamente.

Una visualización de la NASA muestra 20 años de observaciones satelitales continuas de la vida vegetal en tierra y en la superficie del océano desde 1997 hasta 2017. La vegetación en la tierra está representada en una escala de marrón (vegetación baja) a verde oscuro (mucha vegetación). En el océano, las poblaciones de fitoplancton están indicadas en una escala de púrpura (baja) a amarilla (alta).

Mientras tanto, nubes de fitoplancton microscópico, un tipo de alga, florecen en la superficie del océano, donde los pequeños organismos convierten el agua y el dióxido de carbono en oxígeno y azúcar mientras toman el sol. «Estas son visualizaciones increíblemente evocadoras de nuestro planeta vivo», dijo en un comunicado Gene Carl Feldman, oceanógrafo del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

«Esa es la Tierra, que respira todos los días, cambiando con las estaciones, respondiendo al sol, a los vientos cambiantes, las corrientes oceánicas y las temperaturas». El satélite SeaWiFS, lanzado en 1997, mide la cantidad de fitoplancton que florece en las superficies oceánicas de la Tierra. Aquí, los datos de SeaWiFS muestran cómo el fitoplancton en el Océano Pacífico ecuatorial oriental respondió a la transición entre las condiciones de El Niño y La Niña en 1998.

Se obtienen datos vitales para la exploración oceánica

Las concentraciones más altas de fitoplancton están representadas en púrpura y las concentraciones más bajas se muestran en amarillo. El satélite SeaWiFS, lanzado en 1997, mide la cantidad de fitoplancton que florece en las superficies oceánicas de la Tierra. Aquí, los datos de SeaWiFS muestran cómo el fitoplancton en el Océano Pacífico ecuatorial oriental respondió a la transición entre las condiciones de El Niño y La Niña en 1998.

Las concentraciones más altas de fitoplancton están representadas en púrpura y las concentraciones más bajas se muestran en amarillo. La visualización se creó utilizando datos de satélites de observación de la Tierra como la misión de observación de mar de ancho de vista (SeaWiFS) de la NASA, que comenzó a recopilar datos oceánicos mundiales en 1997, así como los satélites meteorológicos Terra, Aqua y Suomi NPP de la agencia espacial.

Se puede observar como han cambiado las cosas

Ver cómo la vida vegetal en todo el planeta ha cambiado en los últimos 20 años puede ayudar a los científicos  a investigar cómo los ecosistemas están respondiendo a las cambiantes condiciones ambientales, dijeron funcionarios de la NASA en el comunicado. Por ejemplo, los estudios han demostrado que el aumento de las temperaturas de la superficie del mar ha impedido el crecimiento del fitoplancton, lo que significa que hay menos organismos en el océano para eliminar el dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero que es el principal impulsor del cambio climático.

La vegetación en América del Norte se despierta en la primavera, capturada como un cambio de verde pálido a verde oscuro a medida que la fotosíntesis aumenta con la temporada. Las áreas blancas están cubiertas de nieve. «La visión de la vida basada en el espacio permite a los científicos monitorear la salud de cultivos, bosques y pesquerías en todo el mundo.

Pero los científicos de la agencia espacial también descubrieron cambios a largo plazo en los continentes y las cuencas oceánicas», dijeron funcionarios de la NASA. «A medida que la NASA comienza su tercera década de mediciones oceánicas y terrestres, estos descubrimientos apuntan a preguntas importantes sobre cómo los ecosistemas responderán a un clima cambiante y cambios a gran escala en la interacción humana con la tierra».

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.