Post Format

Ondas gravitatorias: Se rumora un gran anuncio al respecto

Leave a Reply

Hay rumores con respecto a un anuncio de ondas gravitacionales. Esta es la razón por la cual hay que estar atentos a las noticias de LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory-Observatorio de detección de ondas gravitatorias). De ser ciertos dichos rumores, el anuncio sobre las ondas gravitatorias podría ser bastante impactante. Sin embargo, hasta ahora sólo estamos en la etapa de la especulación.

Nada ha sido oficialmente confirmado o negado. Sin embargo, se corren rumores bastante interesantes. ¿De qué se trata? Astrofísicos podrían haber detectado ondas gravitatorias de una nueva fuente. Esta sería la fusión de estrellas de neutrones. Se dice que una serie de telescopios ópticos están siguiendo el descubrimiento. Entre dichos telescopios estaría incluido el Telescopio Espacial Hubble.

De confirmarse, podría ampliar considerablemente nuestra comprensión de las ondas gravitatorias. No sólo esto, sino que además se comprenderían los acontecimientos dramáticos que las crean. Para aquellos que necesitan un refresco, las ondas gravitatorias fueron descubiertas por primera vez por los científicos de LIGO en 2015. Se dio 100 años después de que Einstein las predijera por primera vez.

Las ondas son formaciones en el espacio-tiempo que son producidas por los eventos más explosivos en el Universo. Haber sido capaces de detectarlas nos dio una manera completamente nueva de estudiar el Universo. Las primeras ondas gravitatorias que captamos se produjeron cuando dos agujeros negros chocaron hace alrededor de 1.300 millones de años.

Especulaciones a punto de ser confirmadas

Desde entonces, LIGO ha detectado ondas gravitacionales dos veces más. Ambas veces también fueron de agujeros negros colisionando bastante lejos. El observatorio recientemente se ha involucrado con un segundo experimento en Europa. El experimento fue bautizado como VIRGO. Fue llevado a cabo con el propósito de ampliar el conocimiento sobre las ondas gravitatorias.

Así que volvamos a la última especulación. Todo comenzó con una serie de tweets de la Universidad de Texas. El astrofísico J Craig Wheeler publicó lo siguiente. «Hay un rumor bastante emocionante de parte de LIGO», escribió el 16 de agosto. Tres días después, también se publicó otro tweet en el que se menciona algo que es realmente emocionante.

Se sugiere que las ondas gravitacionales fueron producidas por la fusión de estrellas de neutrones. Estas estrellas se crean cuando las supernovas gigantes se derrumban sobre sí mismas. No sólo es un nuevo tipo de detección para nuestras observaciones de las ondas gravitatorias. Este también es un evento, que a diferencia de una colisión de agujeros negros, brindaría información importante sobre lo que se puede estudiar visiblemente.

A continuación una representación gráfica de una fusión de estrellas de neutrones:

El tweet fue publicado por Mika McKinnon en New Scientist. Mika descubrió que una serie de telescopios ópticos desde entonces se enfocaron en una galaxia conocida como NGC 4993. Dicha galaxia está a unos 130 millones de años luz de distancia. Según Ethan Siegel en Forbes, apenas cuatro días después del tweet de Wheeler, Hubble descubrió un candidato binario de fusión de estrellas de neutrones en la galaxia.

Para agregar combustible al fuego, los astrónomos estaban siendo bastante cautelosos sobre lo que estaban estudiando. McKinnon escribió: «Mientras que los astrónomos no se manifiestan con respecto al compromiso de hacer seguimiento óptico a una posible detección de una onda gravitatoria, anoche el telescopio espacial de Hubble giró su foco a una fusión binaria de estrella de neutrón dentro de la galaxia».

Entonces, ¿por qué las ondas gravitatorias de las estrellas de neutrones serían tan emocionantes si las hubiéramos detectado?

Siegel tiene una brillante descomposición de cómo estas ondas gravitatorias podrían ser diferentes a las de las colisiones de agujeros negros. Aparte del hecho de que vendrían acompañadas de homólogos ópticos, también deberían ser de menor amplitud y ocurrir durante periodos más largos, explica. «Necesitamos estar aproximadamente diez veces más cerca para obtener la misma señal de amplitud que hemos visto desde los agujeros negros», escribe Siegel.

Cuando se le preguntó por McKinnon, el portavoz de LIGO, David Shoemaker, no confirmó ni negó los rumores, sólo manifestó que están esperando publicar una actualización de alto nivel al respecto.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.