Post Format

Nuevo caso de delfín muerto por “selfies” en esta playa

Leave a Reply

Un nuevo caso de delfín muerto a causa de “auto-retrato” se dio en las playas del Mediterráneo recientemente. Una joven delfín hembra murió en la playa de Mojácar, en el sureste de España, después de quedar varada el 12 de agosto de 2017. En esta playa muy turística del Mediterráneo, el animal fue rodeado por cientos de curiosos. Los rescatistas lograron acercarse a él, según la ONG Equinac.

Pero no es la primera vez que un caso como estos ocurre; sin embargo, esperamos que sea el último. En 2016, un incidente similar tuvo lugar en Santa Teresita, Argentina; cuando un hombre sacó a un pequeño delfín del mar para que la gente se tomara fotos con él y después de morir lo dejó en la playa. Después, en 2017, también en Argentina; esta vez en San Bernardo, murió otro delfín por la misma causa.

Pues esta vez ocurrió en España. El delfín murió de deshidratación después de que los turistas lo sacaran del agua para fotografiarse con él. Murió debido a un paro cardiorrespiratorio causado por el estrés. “Saltar sobre ellos para tomarse una foto con ellos y tocarlos les causa un impacto muy fuerte que causa un paro cardio-respiratorio, que finalmente tomó lugar aquí”, lamenta la asociación.

La ONG, responsable del rescate de cetáceos en la región, publicó en Facebook fotos de bañistas jugando con el animal que aún se encontraba en el agua, bloqueando involuntariamente el orificio por el que respira. la ONG supone que el animal estaba enfermo o que perdió a su madre, razón por la que pudo haber terminado en la playa.

Esperemos que este nuevo caso sirva de lección

Aunque los turistas no son responsables del varamiento en sí, se denuncia el comportamiento de los bañistas. “Acostarse sobre él para fotografiarlo y tocarlo provoca un alto estado de estrés” en un animal que ya está “débil y asustado”, se lamenta Equinac en una publicación de Facebook. Asustado, el animal murió en un cuarto de hora, el tiempo que tardaron los rescatistas en llegar a la escena.

En presencia de un animal varado, por lo tanto, es necesario sacar el smartphone del bolsillo, no para tomarse una selfie, sino para llamar a un grupo de personas especializadas que puedan brindarle atención al animal. El tiempo de reacción es esencial para aumentar las posibilidades de supervivencia de los cetáceos y lastimosamente la gente lo aprovecha es para sacarse fotos.

Existen grupos especializados para atender estos casos

En Europa, la National Stranding Network incluye varias organizaciones (asociaciones, agencias estatales, comunidades o incluso voluntarios) capaces de intervenir en caso de varamientos de mamíferos marinos. Después que un cetáceo queda varado en una playa, si no se le brinda atención, su tiempo de vida será muy corto; pero se acorta más cuando se le da el trato que no se debe.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.