Post Format

Mujer de 76 años fue picoteada hasta la muerte por su gallo mascota

Leave a Reply

Una anciana murió después de ser atacada por un gallo en su propiedad rural en Australia en lo que los expertos describen como un «ataque fatal por un gallo». Según los informes, la mujer sin nombre de 76 años estaba recolectando huevos cuando un gallo doméstico picoteó su pierna izquierda inferior, causando «hemorragia significativa con colapso y muerte».

Una autopsia de su pierna izquierda mostró que estaba cubierta de sangre seca y pegajosa cerca de dos pequeñas laceraciones sangrantes, una de las cuales estaba ubicada inmediatamente sobre una «varice grande perforada», escriben expertos médicos en la revista Forensic Science, Medicine and Pathology.

Por lo tanto, su muerte se debió a la «exanguinación», es decir, a la sangre que se drena del cuerpo de las «venas varicosas sangrantes» tras el ataque de su gallo.

La mujer tenía antecedentes de afecciones médicas tratadas que pueden haber afectado la capacidad de su cuerpo para regular la sangre, incluida la presión arterial alta o hipertensión, colesterol alto (hiperlipidemia), diabetes tipo 2 y venas agrandadas o retorcidas conocidas como venas varicosas.

No te esperar esto de un gallo

Aunque las venas varicosas generalmente son benignas y tratables, el sangrado de una que ha sido perforada es una emergencia médica, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. La afección ocurre cuando la presión sanguínea se acumula dentro de las venas y es bastante común, afectando hasta una cuarta parte de todos los adultos y hasta la mitad de las personas de 50 años o más.

Varios estudios de caso en los últimos años han explorado muertes relacionadas con lesiones de venas varicosas, incluidas las muertes no relacionadas de víctimas de hemorragias de 55 y 66 años y un hombre de 85 años que murió en su bañera.

Aunque los ataques fatales de gallos son increíblemente raros, los autores dicen que el estudio de caso representa cómo incluso los animales más pequeños e inofensivos pueden representar una amenaza para las personas vulnerables, incluidos los ancianos.

«Este caso demuestra que incluso los animales domésticos relativamente pequeños pueden ser capaces de infligir lesiones letales en las personas si hay presentes vulnerabilidades vasculares específicas», escriben los investigadores.

Son ataques bastante raros

El profesor Roger Byard de la Universidad de Adelaida en Australia le dijo a IFLScience que tales ataques son completamente prevenibles. «El caso es significativo ya que llama la atención sobre la vulnerabilidad de las personas mayores con venas varicosas a traumas menores, incluso por un picotazo de gallo.

Los ataques letales de gallo son muy raros, pero los animales pequeños pueden causar la muerte por trauma», escribió en un correo electrónico . Trate a todos los animales, incluso a los pequeños con respeto, aconseja Byard.

«Si tiene venas varicosas, trátelas. Si no las trata, tenga mucho cuidado con las lesiones menores», agregó. «Estas muertes son prevenibles. Si se perfora una vena, aplique presión sobre el punto de sangrado, acuéstese, eleve la pierna y busque ayuda».

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.