Post Format

Este medicamento aprobado por la FDA podría recuperar el daño cerebral de personas con derrames.

Leave a Reply

Investigadores de la Universidad de Manchester han desarrollado un nuevo tratamiento que podría limitar el daño causado por los derrames cerebrales y también promover la reparación en el área afectada del cerebro. Además, el medicamento que están utilizando ya ha sido aprobado clínicamente.

El estudio de los investigadores se publicó en Brain, Behavior and Immunity, y relata cómo desarrollaron su tratamiento utilizando ratones criados para desarrollar accidentes cerebrovasculares isquémicos, el tipo más frecuente de accidente cerebrovascular y uno que ocurre cuando una arteria que suministra sangre rica en oxígeno al cerebro está bloqueada.

Poco después de que los ratones sufrieran un derrame cerebral, los investigadores los trataron con un antagonista del receptor de interleucina-1 (IL-1Ra), un fármaco antiinflamatorio que ya tiene licencia para su uso en el tratamiento de la artritis reumatoide.

Notaron una reducción en la cantidad de daño cerebral típicamente observado después de un accidente cerebrovascular y también notaron que el fármaco impulsó la neurogénesis (el nacimiento de nuevas células) en las áreas que experimentaron daño cerebral en los días posteriores al tratamiento. Los ratones incluso recuperaron las habilidades motoras que perdieron debido al accidente cerebrovascular.

Esperanza de una cura

El accidente cerebrovascular es la quinta causa de muerte en los Estados Unidos y alrededor de 800,000 personas sufren de una cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Ocurren cuando se interrumpe el flujo de sangre al cerebro, generalmente debido a un coágulo de sangre o una acumulación de grasa que se desprendió de las arterias y se trasladó al cerebro.

La afección es extremadamente peligrosa porque las células cerebrales pueden morir a los pocos minutos del ataque, causando daño permanente o incluso la muerte.

Todavía no contamos con un tratamiento para prevenir adecuadamente o revertir el daño al cerebro causado por los derrames cerebrovasculares, pero los investigadores de Manchester creen que su desarrollo podría cambiar eso.

Aunque aún se encuentran en las primeras etapas de los ensayos clínicos, esperan pasar eventualmente a ensayos más grandes y, finalmente, a pruebas en humanos. Junto con otras investigaciones, este nuevo estudio ofrece esperanza a las miles de personas cuyas vidas se ven afectadas por los accidentes cerebrovasculares en todo el mundo.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.