Post Format

Árbol mágico produce 40 tipos de frutas

Leave a Reply

¿Conocías un árbol mágico? Pues Sam Van Aken creció en una granja familiar antes de seguir una carrera como artista. Ahora trabaja como profesor de arte en la Universidad de Syracuse, pero su logro más famoso, el increíble Árbol de los 40 frutos, combina su conocimiento de la agricultura y el arte. En 2008, Van Aken supo que un huerto en la Estación Experimental Agrícola del Estado de Nueva York estaba a punto de ser cerrado debido a la falta de fondos.

Este único huerto produjo una gran cantidad de reliquias, antigüedades y variedades autóctonas de frutas de hueso, y algunas de ellas tenían entre 150 y 200 años. Perder este huerto haría que muchas de estas raras y antiguas variedades de frutas se extinguieran. Entonces, para preservarlos, Van Aken compró el huerto, y pasó los siguientes años averiguando cómo injertar partes de los árboles en un solo árbol frutal.

Trabajando con un grupo de más de 250 variedades de frutas, Van Aken desarrolló una línea de tiempo de cuándo cada una de ellas florecía en relación una con la otra y comenzaba a injertar algunas en la estructura de raíz de un árbol en funcionamiento. Una vez que el árbol tenía aproximadamente dos años, Van Aken utilizó una técnica llamada injerto de viruta para agregar más variedades en ramas separadas.

Así se hizo el árbol mágico

Esta técnica implica tomar una astilla de un árbol frutal que incluye el brote e insertarlo en una incisión en el árbol funcional. Luego se pega a su lugar y se deja sentar y sanar durante el invierno. Si todo va bien, la rama será recortada para alentarla a crecer como una rama normal en el árbol. Después de unos cinco años y varias ramas injertadas, se completó el primer Árbol de 40 Frutas de Van Aken.

En realidad, se ve como un árbol normal la mayor parte del año, pero en primavera la planta revela un magnífico mosaico de flores rosadas, blancas, rojas y moradas, que se convierten en una variedad de ciruelas, melocotones, albaricoques, nectarinas, cerezas y almendras durante los meses de verano, todos los cuales son variedades raras y únicas.

No solo es un espécimen hermoso, sino que también ayuda a preservar la diversidad de diversas frutas del mundo. Este tipo de frutas se seleccionan para el cultivo comercial basándose principalmente en cuánto tiempo se mantienen, luego en qué tamaño crecen, cómo se ven y, por último, cómo saben. Esto significa que hay miles de variedades de frutas de hueso en el mundo, pero solo unas pocas se consideran comercialmente viables, incluso si no son las de mejor sabor o más nutritivas.

¿Y a dónde van las frutas?

De acuerdo con las listas en el sitio web de Van Aken, Van Aken tiene al menos 20 árboles plantados hasta el momento, y se pueden encontrar en museos, centros comunitarios y colecciones privadas de arte en los Estados Unidos. Por supuesto, la pregunta obvia que queda es qué sucede con toda la fruta que se cosecha de estos árboles? Como Van Aken le dijo a Lauren Salkeld en Epicurious en 2014:

“La gente que tiene un árbol en su casa me ha dicho que proporciona la cantidad perfecta y la variedad perfecta de fruta. Por lo tanto, en lugar de tener una variedad que produzca más de lo normal, brinda buenas cantidades de cada una de las 40 variedades. “Dado que todas estas frutas maduran en diferentes momentos, de julio a octubre, tampoco vas a quedar inundado”.

 

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.