Post Format

Extrañas luces “alienígenas” aparecieron en Noruega

Leave a Reply

Lo que parecen ser luces “alienígenas” a través del cielo nocturno noruego, es en realidad el resultado de dos cohetes de la NASA desplegados en la atmósfera superior desde el Centro Espacial de Andøya en Noruega para investigar auroras bajo la misión del Experimento de Cohetes de la Zona Auroral (AZURE).

Un lapso de tiempo del lanzamiento del cohete del 5 de abril muestra los dramáticos dos puntos anaranjados que se elevan hacia el cielo y desaparecen rápidamente, seguidos de “luces extrañas y coloridas nubes en expansión” que, según un YouTuber, se parecía a un “ataque alienígena”.

Llevando instrumentos científicos para estudiar cómo se intercambia energía desde el espacio en nuestra atmósfera, el primer cohete Black Brant XI se lanzó a las 6.14 pm EDT y voló a una altitud de 322 kilómetros, seguido de un segundo, dos minutos más tarde que alcanzara una altitud de 325 kilómetros.

Sobre el mar de Noruega, entre 114 y 240 kilómetros de altitud, los cohetes desplegaron trazadores visibles de gas (trimetil aluminio) y una fascinante mezcla de bario / estroncio, que se ionizan cuando son expuestos a la luz solar.

Un espectáculo de luces

Las nubes y luces coloridas producidas por las interacciones, le permiten a los científicos rastrear cómo las partículas cargadas y neutrales se mueven a través del viento de aurora. Las mediciones de la densidad atmosférica y la temperatura también se toman a bordo de los cohetes.

Por otro lado, la fotografía en el terreno ayuda a los investigadores a triangular el posicionamiento momento a momento en 3D. Las luces que conocemos como la aurora boreal son el resultado de violentas colisiones entre la atmósfera de la Tierra y las partículas del Sol a medida que se libera la energía cinética y térmica. El estudio de cómo las auroras contribuyen a la energía total que entra y sale del sistema de la Tierra es un proceso conocido como forzamiento auroral.

Y se vienen más “espectáculos”

“Cuanto más aprendemos sobre las auroras, más entendemos sobre los procesos fundamentales que impulsan el espacio cercano a la Tierra, una región que es cada vez más parte del dominio humano, que alberga no solo a los astronautas sino también a las comunicaciones y señales de GPS que pueden afectar a los de nosotros sobre el terreno a diario “, dijo la NASA en un comunicado.

El lanzamiento del cohete del viernes fue una de las nueve misiones programadas para los próximos dos años como parte de Grand Challenge Initiative, GCI – Cusp, para comprender los procesos que ocurren en la “cúspide” de la Tierra. Aquí es donde el campo magnético se dobla hacia la atmósfera, permitiendo que las partículas del espacio interfieran con las de la Tierra.

Otras dos misiones se llevaron a cabo en diciembre, y otras dos en enero pasado. La próxima ronda está programada para noviembre.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.