Post Format

La sobrecarga laboral es ahora un síndrome legítimo según la OMS. Aquí están los síntomas

Leave a Reply

El «agotamiento» en el lugar de trabajo se ha convertido en un problema de salud tan serio en la era moderna que ahora ha sido reclasificado por la Organización Mundial de la Salud.

Dentro del manual ampliamente utilizado de la agencia, conocido como la Clasificación Internacional de Enfermedades (DCI), el agotamiento se incluirá oficialmente en la lista: no como una condición médica (como algunos informes iniciales han indicado erróneamente), sino como un «síndrome ocupacional«.

Los cambios de la última edición son relativamente pequeños, pero los expertos tienen la esperanza de que las actualizaciones agreguen legitimidad a un problema emergente e incomprendido.

Incluido por primera vez en la décima edición del ICD, el agotamiento se explicó inicialmente como un «estado de agotamiento vital«. La nueva definición de la agencia internacional es un poco más completa.

Una sobrecarga exclusiva del trabajo

Basándose en un creciente cuerpo de investigación, la undécima edición ahora afirma que este síndrome se debe únicamente al «estrés crónico en el lugar de trabajo» y que «no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida«.

La dolencia moderna está dividida en capítulos con otros «problemas asociados con el empleo» que no se consideran técnicamente enfermedades, pero que sin embargo pueden tener graves repercusiones médicas.

Así es como la OMS caracteriza el agotamiento: «sentimientos de agotamiento o agotamiento de la energía; aumento de la distancia mental del trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el trabajo; y reducción de la eficacia profesional«.

Los parámetros de agotamiento requieren una gran necesidad de claridad, y estos nuevos estándares internacionales podrían mejorar considerablemente el diagnóstico y el tratamiento.

Y tiende al alza

Actualmente, no existe una forma clara o universal de eliminar los síntomas del agotamiento de los síntomas de otras afecciones de salud mental, como la depresión.

En una escala global, esto hace que sea extremadamente difícil para los médicos reconocer el síndrome, y mucho menos para tratarlo, y en algunas profesiones está causando una epidemia.

Una encuesta del Reino Unido, por ejemplo, encontró que casi el 30 por ciento de los directores de recursos humanos pensaban que el agotamiento era generalizado en su organización; mientras que un informe reciente de Harvard declaró que el agotamiento de los médicos en los EE. UU. era una crisis de salud pública, lo que podría costar a la economía 4.600 millones de dólares al año.

Dentro de ciertas profesiones orientadas a las personas, la norma es ser desinteresado y trabajar para otros, pero no pasa mucho tiempo antes de que las demandas del altruismo hagan su efecto.

No es una excusa para trabajar menos

Lejos de ser una excusa para la pereza, la propia investigación de la OMS sugiere que el agotamiento ocurre cuando las demandas de un trabajo superan con creces las recompensas, el reconocimiento y los tiempos de relajación.

Como resultado, los trabajadores que están quemados a menudo sienten que sus ambiciones, idealismo y sentido de valía están siendo estrangulados lentamente. Las pérdidas por este síndrome no son simplemente financieras, y podrían tener un gran impacto en la salud pública.

Algunas investigaciones han demostrado que el profundo agotamiento emocional y la negatividad provocados por la sobrecarga laboral pueden cambiar realmente el cerebro de un trabajador, lo que hace que sea más difícil lidiar con el estrés en el futuro.

Los estudios de neuroimagen incluso han encontrado similitudes entre los cerebros de los que sufren traumas en la vida temprana y los que tratan con el agotamiento clínico en la edad adulta. Si bien estos cambios no siempre son permanentes, afectan negativamente la salud a largo plazo del trabajador.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.