Post Format

Nos tomó cerca de 200 años, pero finalmente los científicos han descubierto cómo conduce electricidad el agua.

Leave a Reply

Es una lección básica que a todos se les enseña en ciencias, más por seguridad que otra cosa, que el agua es un conductor de la electricidad, por eso los Pokemon acuáticos son débiles contra los eléctricos.

Pero en serio, a pesar de que el fenómeno es relativamente simple, nadie había sido capaz de explicar cómo las moléculas de agua pueden transferir protones adicionales de uno a otro durante la conductividad. Hasta ahora.

Un equipo de investigadores dirigido por el profesor de química de la Universidad de Yale, Mark Johnson, pudo tomar, por primera vez, instantáneas espectroscópicas de esta transferencia de electrones que ocurre en las moléculas de agua.

El fenómeno en sí mismo, llamado mecanismo de Grotthuss, había desconcertado a los científicos durante más de 200 años. «Este proceso fundamental en química y biología ha eludido una explicación firme», dijo la investigadora Anne McCoy de la Universidad de Washington.

Tomó mucho.

Años de estudiar la química del agua a nivel molecular dieron al equipo de Johnson una ventaja. Particularmente, fueron capaces de congelar el proceso químico de forma tal que las moléculas fueron capturadas en sus estados transitorios, revelando cambios estructurales debido al mecanismo de Grotthuss.

Para agudizar las imágenes, solo trabajaron con unas pocas moléculas de «agua pesada» y las congeló en el cero absoluto.

Esto proporciona nuevos conocimientos sobre el agua y sus propiedades conductivas, un fenómeno que forma parte de muchas reacciones químicas en la Tierra. «Y ahora tenemos la pieza faltante que nos da una visión más amplia: cómo los protones se ‘mueven’ esencialmente a través del agua», dijo McCoy.

Aparte de esto, la técnica que utilizó el equipo también es revolucionaria. Puede permitirnos alcanzar las otras propiedades del agua, como su misteriosa segunda forma líquida y su capacidad para volverse sólida en el punto de ebullición cuando se encuentran en los nanotubos de carbono, e investigar los misterios de otras sustancias.

Todo esto puede parecer muy básico, es verdad; pero a menudo, es en el estudio de los procesos fundamentales con la gran cantidad de tecnología actualmente a nuestra disposición que descubrimos más sobre cómo funciona nuestro mundo.

Investigaciones adicionales sobre algo tan básico como el agua y sus propiedades conductivas podrían revelar cosas que previamente hemos omitido o malinterpretado.

1

Leave a Reply

Required fields are marked *.