Post Format

Familia francesa «antivacunas» introdujo sarampión a este país

Leave a Reply

Las autoridades de Costa Rica vacunan a todos los niños contra el sarampión en diversas campañas y el país estaba totalmente libre de la enfermedad desde 2006, siendo el último caso en el país el que se introdujo por un extranjero en 2014. Esta vez, el Ministerio Público de Costa Rica afirmó que el virus volvió al país después de que un niño contaminado viniera de vacaciones, junto a su familia, venidos de Francia.

La familia es abiertamente «antivacunas» y no admite vacunar a sus hijos. El niño de 5 años y sus padres, están aislados en una unidad hospitalaria en el estado de Puntarenas, después de que un médico privado haya identificado la enfermedad a través de erupciones en la piel del niño. Su madre, que tampoco es vacunada, dijo a los médicos que otros niños en la escuela también adquirieron el sarampión.

Los médicos retiraron muestras de sangre para confirmar el diagnóstico, dando positivo para el virus del sarampión. Las autoridades informaron que la familia llegó hace más de un mes al país y se quedaron en dos hoteles durante los paseos. El servicio de salud local está buscando a todas las personas que puedan haber tenido contacto con ellos, incluidos los pasajeros de la compañía aérea Air France, por la que viajaron.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacuna contra el sarampión ya ha evitado más de 21 millones de muertes en el mundo entre los años 2000 y 2017. En los países desarrollados, la gran mayoría de los niños están inmunizados contra el sarampión y rubéola. El sarampión está regresando a muchos países, especialmente después de la reciente «manía mundial» de las familias «antiviacunas» que insisten en no vacunar a sus hijos, lo que preocupa a las organizaciones de salud de todo el planeta.

Una familia equivocada

Alemania, Rusia y Venezuela tuvieron el certificado de la OMS de eliminación total del sarampión en los últimos 12 meses. En 2016, hubo más de 500 casos de sarampión sólo en Inglaterra. Esto ocurrió porque muchos adolescentes no tomaron la vacuna cuando eran niños, especialmente por los consejos y las órdenes de los padres.

Martin Friede, director de inmunización, vacunas y productos biológicos de la OMS, comentó lo siguiente: «Estamos realmente retrocediendo en la lucha contra el sarampión. Supuestos especialistas haciendo acusaciones contra la vacuna sin ninguna evidencia en internet, está teniendo impacto en las decisiones de los padres».

En el caso de que la vacuna provocara autismo, demencia o parálisis, se reflejan rápidamente en las redes sociales y en grupos, lo que aumenta aún más los argumentos de los «antivacunas» que pueden, de hecho, estar colocando el control de enfermedades extremadamente contagiosas en peligro, no sólo para sus familias, sino para todos los continentes.

Es fácil infectarse

Los síntomas iniciales, en general, son la presencia de erupciones en la piel, acompañadas de fiebre tos y dolores en el cuerpo. Las complicaciones pueden llevar a la neumonía, diarreas graves, ceguera e inflamación en el cerebro. El sarampión es provocado por un virus fácilmente diseminado a través de tos o estornudos. Cada estornudo contiene millones de virus que se extienden rápidamente.

Una persona que respire estas gotitas, aunque se encuentre lejos de la persona que haya estornudado o tosido, o una persona que entre en contacto con el ambiente donde alguien tosió, como por ejemplo en el pasamanos de una escalera de autobús, metro o algún puente, puede contaminarse, ya que el virus queda activo durante varias horas.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.