Post Format

Un extraño asteroide ha sido encontrado en la parte externa del sistema solar, y no debería estar allí.

Leave a Reply

Los astrónomos dicen que han detectado un asteroide más allá de la órbita de Plutón, que está en el lugar equivocado. Pero aunque es extraño, podría decirnos más sobre nuestros propios comienzos.

Este ha sido llamado EW95 de 2004, el asteroide es único ya que es rico en carbono, la primera roca de este tipo que se encuentra tan lejos del Sol. Probablemente se formó en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter antes de ser arrojado a su ubicación actual en el Cinturón de Kuiper.

El asteroide fue estudiado por un equipo usando el Telescopio Espacial Hubble y el Gran Telescopio en Chile, mediante los cuales se  observó la luz reflejada por el asteroide mientras  se comparaba con otros objetos del cinturón de Kuiper (KBO). Sus hallazgos fueron publicados en un estudio en The Astrophysical Journal Letters.

«El espectro de reflectancia de 2004 EW95 era claramente distinto de los otros objetos externos observados del Sistema Solar», dijo en un comunicado el autor principal Tom Seccull de la Universidad de Queen’s Belfast en el Reino Unido. «Parecía bastante raro que pudiéramos echarle un vistazo más de cerca».

 Y es grande!

Se cree que EW95 tiene aproximadamente 300 kilómetros de ancho, aunque orbita alrededor de 4 billones de kilómetros de la Tierra. Esto hizo que estudiarlo sea bastante difícil, describiéndose como la observación de una montaña gigante de carbón contra un cielo negro.

El descubrimiento de este asteroide es importante porque nos da un poco más de evidencia de una de nuestras teorías clave sobre cómo se formó el Sistema Solar hace 4.600 millones de años. Se cree que los gigantes de gas atravesaron el joven sistema y causaron que los cuerpos rocosos se arrojaran a los confines externos.

Encontrar un asteroide rico en carbono como este apoya esta teoría, porque es bastante diferente de otros KBO. Que también contenga óxidos específicos de hierro y silicatos sugiere que originalmente se formó en el Sistema Solar interior antes de encontrar un nuevo hogar en los helados límites externos.

«Si bien ha habido informes previos de otros espectros de Objetos del Cinturón de Kuiper ‘atípicos’, ninguno fue confirmado a este nivel de calidad», dijo Olivier Hainaut, un astrónomo del Observatorio Europeo Austral (ESO) que no formó parte del equipo, en la declaración.

«El descubrimiento de un asteroide carbonáceo en el cinturón de Kuiper es una verificación clave de una de las predicciones fundamentales de los modelos dinámicos del sistema solar primitivo»

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.