Post Format

Científicos han encontrado una cueva enorme en la Luna que nos podría facilitar su colonización.

Leave a Reply

Los científicos japoneses dicen que pueden haber encontrado una ubicación ideal para una futura colonización Lunar, algo que podría interesarle particularmente a los EE. UU. que recientemente se han reorientado a la Luna.

La región es un cráter en las Marius Hills de la Luna, que se cree, ocultan un tubo de lava. Segun se informó anteriormente, se cree que los tubos de lava son enormes cavernas debajo de la superficie de la Luna que proporcionan protección natural contra la radiación y el Sol, que quedaron cuando la lava formó canales y se enfrió en la superficie.

En este último estudio, publicado en Geophysical Research Letters, el equipo de la agencia espacial japonesa (JAXA) analizó los datos de su nave espacial SELENE. Al parecer, la nave orbitó la Luna desde 2007 hasta 2009. Es así como los investigadores encontraron un tubo de lava intacto que, según dicen, proporciona un refugio óptimo.

«Los tubos de lava lunar son importantes desde diversas perspectivas científicas y proporcionan sitios potenciales para la futura construcción de la base lunar», escribió el equipo en su artículo.

Y continuan:

«Dado que el interior de los tubos de lava están protegidos del bombardeo de meteoritos, la radiación cósmica o la implantación de partículas, se espera que estén en condiciones prístinas, un ambiente con composición de lava preservada, texturas e incluso compuestos volátiles».

The city of Philadelphia is shown inside a theoretical lunar lava tube. A Purdue University team of researchers explored whether lava tubes more than 1 kilometer wide could remain structurally stable on the moon. (Purdue University/courtesy of David Blair)

Mediante el uso de datos de radar de SELENE, el equipo logró encontrar este tubo de lava bajo tierra. En Marius Hills, cerca del ecuador de la Luna, vieron un patrón de eco consistente con el de una caverna subterránea. Se cree que el cráter en la parte superior, el Marius Crater, es una claraboya de la caverna de abajo.

Para averiguar qué tan profunda era la caverna, consultaron a científicos de la misión de Gravity Recovery and Interior Laboratory (GRAIL) de la NASA. Es así como, utilizando datos de gravedad, se demostró que la caverna es parte de una cadena más grande que se extiende por 60 kilómetros, y tiene al menos 1 kilómetro de alto y ancho. Comienza a unas pocas decenas o cientos de metros debajo de la superficie.

Y continua añadiendo: «Sabían lo del tragaluz de Marius Hills, pero no tenían idea de hasta dónde podía llegar la cavidad subterránea», dijo Jay Melosh, co-investigador de GRAIL y Profesor Distinguido de Ciencias Terrestres, Atmosféricas y Planetarias en Purdue University, en un comunicado.

Es nuestro primer avistamiento:

Al parecer, esta es la primera vez que tenemos una visión muy clara de los tubos de lava, lo que parece especialmente conmovedor ya que EE.UU. anunció recientemente que cambiaría el enfoque de Marte y de nuevo volvería a la exploración lunar. SpaceX también tiene planes para construir algún tipo de base lunar.

Si decidimos construir una base en la Luna, parece que los tubos de lava podrían ser una buena apuesta. Con la protección adicional que ofrecen, podrían permitirnos explorar la superficie lunar como nunca antes. Quizás Marius Hills sea un destino principal.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.