Post Format

Dieta extrema probó revertir diabetes tipo 2 en 86% de pacientes

Leave a Reply

La diabetes tipo 2 no es necesariamente de por vida, este nuevo ensayo clínico ha probado que hasta el momento la condición puede revertirse, incluso en pacientes que han portado la enfermedad por varios años. Un ensayo clínico que involucró a casi 300 personas en el Reino Unido encontró que un programa de control de peso intensivo revirtió la diabetes tipo 2 para el 86 por ciento de los pacientes que perdieron 15 kilogramos (33 lbs) o más.

“Estos hallazgos son muy emocionantes”, dice el investigador de diabetes Roy Taylor de la Universidad de Newcastle. “Podrían revolucionar la forma en que se trata la diabetes tipo 2”. Taylor y sus colegas investigadores estudiaron a 298 adultos de entre 20 y 65 años que habían sido diagnosticados con diabetes tipo 2 en los últimos seis años. El programa fue bautizado DiRECT.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente a un programa de control de peso intensivo o a la atención diabética regular administrada por su médico de cabecera, que actúa como un grupo de control. Para las 149 personas incluidas en el programa de control de peso, los participantes tuvieron que limitarse a una dieta baja en calorías que constaba de batidos y sopas saludables, limitándose a consumir 825-853 calorías por día durante un período de tres a cinco meses.

Después de esto, los alimentos se reintrodujeron en su dieta lentamente durante dos a ocho semanas, y los participantes recibieron apoyo para mantener su pérdida de peso, incluida la terapia cognitivo conductual y ayuda con la forma de aumentar su nivel de actividad física. No es un cambio de estilo de vida al cual es fácil adaptarse,pero donde hay voluntad, hay un camino.

Se superaron las expectativas

“Descubrimos que la gente estaba realmente interesada en este enfoque: casi un tercio de los encuestados que aceptaron participar en el estudio estuvo de acuerdo”, dice el nutricionista Mike Lean de la Universidad de Glasgow. “Esto es mucho más alto que las tasas de aceptación habituales para los ensayos clínicos sobre la diabetes”.

Para la mayoría de las personas dispuestas a hacer los sacrificios, el esfuerzo, basado en los resultados del primer año, informado esta semana, valió la pena. Casi el 90 por ciento de los que perdieron 15 kilogramos (33 lbs) o más, revirtieron con éxito su diabetes tipo 2. Más de la mitad (57 por ciento) de los que cayeron de 10 a 15 kilogramos (22 a 33 libras) también lograron la remisión.

Para aquellos que perdieron menos peso, entre 5 y 10 kilogramos (11 a 22 lbs), la reversión todavía funcionó para más de un tercio (34 por ciento) de los participantes. Cuando se considera que el grupo de control que recibia la administración estándar de atención diabética, solo se observó una tasa de remisión del 4 por ciento. Está claro que una estrategia de pérdida de peso intervencionista es una gran apuesta para los pacientes con diabetes tipo 2 que desean revertir su afección.

Además de eso lograron reducir la talla

En el estudio, la pérdida de peso promedio en el grupo de administración, fue de 10 kilogramos, mientras que los participantes del grupo control solo perdieron 1 kilogramo. Casi la cuarta parte de las personas en el programa de administración lograron una pérdida de peso de 15 kilogramos en 12 meses, en comparación con ninguno de los de control.

Vale la pena señalar que la gran mayoría de los participantes eran blancos y británicos, por lo que debemos tener cuidado al suponer si las personas de otros orígenes verían los mismos beneficios de este tipo de intervención.

No obstante, los investigadores dicen que sus resultados muestran que la intervención dietética por sí sola podría ayudarnos a revolucionar la forma en que pensamos sobre la diabetes tipo 2 y su tratamiento, ya que claramente no es la condición crónica y para toda la vida que los científicos alguna vez supusieron. Por supuesto, la reversión no es permanente si las personas vuelven a las formas poco saludables de comer, lo que en la mayoría de los casos habría contribuido a su diagnóstico de tipo 2 en primer lugar.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.