Post Format

Detienen a un hombre en un aeropuerto canadiense con cerca de 5000 sanguijuelas vivas en una bolsa de tienda

Leave a Reply

Un hombre canadiense se declaró culpable de contrabandear miles de sanguijuelas medicinales vivas al país, envueltas en una bolsa de compras reutilizable, según el gobierno canadiense.

Ippolit Bodounov pagará una multa de US $ 15,000 por el crimen, y tuvo que entregar sus casi 5,000 sanguijuelas a las autoridades, dijo en un comunicado Environment and Climate Change Canada.

Un funcionario del gobierno dijo a CBC News que el incidente fue la «primera importación ilegal de sanguijuelas a gran escala» del país. Las tortugas y serpientes son mucho más comunes, dijo.

Los agentes fronterizos canadienses descubrieron por primera vez el intento de contrabando cuando un perro rastreador marcó la bolsa de Bodounov en el Aeropuerto Internacional Pearson de Toronto en octubre de 2018, informó CBC News. Dentro de la bolsa de la compra había 10 bolsas de tela humedecidas y más pequeñas que contenían las sanguijuelas.

Después que se las quitaron al canadiense

La mayoría de las sanguijuelas incautadas fueron enviadas al Museo Royal Ontario de Toronto, mientras que aproximadamente 240 fueron enviadas al Museo Americano de Historia Natural de la Ciudad de Nueva York, dijo la ECCC. El último museo realizó una secuenciación de ADN en las entrañas de las sanguijuelas para determinar que todos los animales analizados se originaron en la naturaleza.

Sebastian Kvist, curador de zoología de invertebrados en el Royal Ontario Museum, dijo a CBC News que las personas han estado cosechando sanguijuelas medicinales durante siglos. Hoy en día, a menudo se usan en la «medicina de la nueva era» como supuestos tratamientos para el dolor de la artritis y la calvicie, aunque no hay evidencia científica que apoye tales usos, dijo.

Un país con tolerancia cero

Las sanguijuelas se usan tan comúnmente por razones medicinales que la sobreexplotación ha planteado una gran amenaza para la especie, dijo la ECCC. «El Sr. Bodounov no había obtenido un permiso para importar sanguijuelas medicinales y, por lo tanto, fue acusado por la importación ilegal de una especie regulada«, dijo la ECCC. «Canadá no tolera la explotación de especies amenazadas con fines de lucro».

Afortunadamente, el Royal Ontario Museum dijo a CBC News que todas las sanguijuelas sobrevivieron a su viaje. En cuanto a Bodounov, tiene prohibido importar o exportar especies en peligro de extinción durante un año.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.