Post Format

Perros clonados de Barbra Streisand no son idénticos al original

Leave a Reply




¿Habías escuchado hablar de los perros clonados de Barbra Streisand? Hasta hace unas décadas esto parecía ser pura ciencia ficción, pero los recientes avances en biotecnología parecen haber puesto esta posibilidad al alcance (al menos para los ricos). Cuando la actriz y cantante estadounidense Barbra Streisand perdió a su amada perra Sammie el año pasado, decidió que la clonaran.

Ahora está criando a la señorita Scarlet y la señorita Violet, ambas son réplicas genéticas exactas de Sammie. Te alegrará saber que cualquier dueño de una mascota puede hacer lo mismo: Por tan solo alrededor de US $ 100,000 también podrías tener una réplica genética de tu gato o perro favorito. Sin embargo, Scarlett y Violet casi seguro que no son versiones idénticas de Sammie.

La investigación sobre la clonación comenzó en la década de 1960, cuando el biólogo británico John Gurdon mostró que el núcleo de un huevo de rana (que contiene el ADN) podría intercambiarse por otro núcleo extraído de una célula intestinal y que tales huevos podrían convertirse en renacuajos. Esta técnica hace posible crear individuos que comparten cada uno de los miles de genes en el genoma original.

En comparación, comparte solo alrededor del 50 por ciento de sus genes con su madre. La misma técnica de intercambio de núcleos se puede usar con mamíferos. En 1996, la oveja Dolly se convirtió en el primer mamífero clonado, y hoy en día la tecnología está disponible para clonar un ser humano, si quisiéramos. Pero, ¿qué significa realmente ser clonado? ¿Y puede traer de vuelta a Sammie?

Hay que aclarar aspectos con respecto a los seres clonados

La cultura popular está impregnada por la creencia de que las características de una planta o animal (incluido un ser humano) están completamente determinadas por sus genes. Los artículos periodísticos anuncian regularmente el descubrimiento (a menudo dudoso) de un “gen para” alguna característica física o rasgo de personalidad.



Así que no es sorprendente que la producción de réplicas genéticas exactas a través de la clonación se vea como una forma de recrear individuos con todas sus características intactas. Así es cómo funciona en las películas. La realidad es mucho más complicada. En una entrevista reciente con Variety, Streisand notó que Miss Scarlet y Miss Violet “tienen personalidades diferentes” y “estoy esperando que se hagan mayores para poder ver si tienen los ojos marrones de Sammie y su seriedad”.

Las observaciones de Streisand son consistentes con la evidencia de que los gemelos humanos idénticos (que también comparten todos sus genes) a menudo divergen marcadamente en la personalidad, la salud e incluso las características físicas. ¿Los mismos genes, pero diferentes?, ¿cómo podrían las personas genéticamente idénticas tener diferentes características?.

No todo consiste en los genes

La respuesta es que los genes no son toda la historia. Los científicos saben desde hace tiempo que los factores ambientales también juegan un papel importante en la formación del desarrollo de un individuo y los rasgos de un adulto. Tales respuestas de desarrollo al medio ambiente se llaman plasticidad. En las últimas dos décadas, los biólogos han aprendido mucho sobre cómo funciona la plasticidad a nivel molecular y celular.

Resulta que muchas características están conformadas por factores epigenéticos: moléculas que están asociadas con el ADN (ejemplos incluyen grupos metilo y ARN pequeños) y características estructurales de los cromosomas (por ejemplo, qué tan estrechamente se une el ADN). Los factores epigenéticos funcionan como conmutadores on / off (o dimmer) para los genes en todo el genoma.

Los factores ambientales, como la dieta, el estrés e incluso las interacciones sociales, pueden alterar esos cambios. Algunos de estos efectos ambientales pueden ocurrir en el útero, por lo que la malnutrición materna, el tabaquismo y el consumo de alcohol pueden tener consecuencias tan graves para los niños. Por supuesto, el desarrollo después del nacimiento también se ve afectado por factores tales como la dieta y las interacciones con los padres, hermanos u otras personas.

Nunca se podrá clonar a alguien igual, somos únicos

Curiosamente, ahora hay una gran cantidad de evidencia de que algunos factores epigenéticos, y otros factores que también están influenciados por el medio ambiente, pueden transmitirse a los niños, y algunas veces a los nietos y más allá. En otras palabras, algunos de tus rasgos pueden ser determinados por interruptores ambientales que fueron alterados en los óvulos o esperma de tus padres incluso antes de que fueras concebido, o incluso volcados en tus ancestros más remotos.

Dicha herencia no genética se está convirtiendo en un área importante de investigación en las ciencias de la salud, así como en la ecología evolutiva. Lo que esto significa es que Miss Scarlet y Miss Violet seguramente difieren de Sammie en muchos rasgos, a pesar de tener un genoma idéntico al de ella. Se desarrollaron a partir de diferentes óvulos (lo que trae una variedad de factores diferentes), se llevaron dentro de un útero diferente al que Sammie creció, y fueron criados por una madre diferente.

Tenían diferentes experiencias e interacciones sociales. Sus personalidades y características físicas llevan la impronta de todos estos factores prenatales y postnatales. Aunque es triste decirlo, la clonación no traerá de regreso a Sammie, ni a su propia mascota querida. Pero, por el lado bueno, esto también significa que todos nosotros, gemelos idénticos incluidos, somos individuos verdaderamente únicos e irreproducibles.



0

Leave a Reply

Required fields are marked *.