Post Format

Científicos hacen realidad el resonador térmico, capaz de producir electricidad “del aire.”

Leave a Reply

Puede que no lo notemos siempre, pero el aire que nos rodea se calienta y se enfría constantemente. Ahora los científicos del MIT han decidido dar un buen uso a estos cambios de temperatura, con un dispositivo que los convierte en electricidad.

Su dispositivo, llamado “resonador térmico”, mejora los generadores termoeléctricos convencionales, que funcionan convirtiendo un diferencial de temperatura en energía eléctrica. Este sistema en particular no requiere dos entradas de temperatura diferentes, sino que utiliza un material especial que garantiza una lenta radiación de calor, por lo que la temperatura de un lado del dispositivo siempre está por detrás de la otra.

Los investigadores, que describieron su trabajo en la revista Nature Communications, querían desarrollar un material con una fuerte “efusividad térmica”, a saber, la combinación de la rapidez con que el calor puede viajar a través de una sustancia y la eficacia con que puede almacenarse. Normalmente, si una de estas propiedades es alta, la otra es baja.

El resonador térmico evita ese resultado combinando una espuma de metal hecha de cobre de níquel con una capa de grafeno para mejorar su conductividad. Luego se infunde con un material de cambio de fase llamado octadecano, que es capaz de almacenar y liberar una gran cantidad de calor.

Asi funciona.

Un lado del dispositivo captura calor, que luego es transportado lentamente al otro lado. El material es muy bueno para mantener el calor, pero también puede moverlo con eficacia, facilitando el diferencial requerido para generar electricidad.

Los investigadores realizaron pruebas iniciales utilizando el ciclo de 24 horas de la temperatura del aire ambiente. Sin embargo, piensan que el dispositivo también podría cosechar electricidad a partir de otras variaciones de temperatura, como las producidas por el encendido y apagado del ciclo de todo, desde un refrigerador doméstico hasta maquinaria industrial.

Sin embargo, el sistema todavía tiene limitaciones significativas. Sus modestos niveles de potencia significan que solo puede cargar herramientas que no requieren mucha electricidad, como sensores remotos. Es poco probable que veamos un sistema de este tipo que alimente nuestros electrodomésticos en el corto plazo, pero esta idea se suma a una serie de innovaciones que brindan alternativas a fuentes más convencionales de energía limpia, como el viento o el sol. Y para destetarnos de los combustibles fósiles, cada paso pequeño cuenta.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.