Post Format

Párenlo todo!! Al parecer la ciencia ya pudo establecer quienes son más inteligentes, si los gatos o los perros!

Leave a Reply

Hace tiempo que se debate sobre qué es más inteligente: ¿perros o gatos? Los que están en el campamento de perros afirman que la capacidad de ser entrenado hace que el mejor amigo del hombre sea el más inteligente, mientras que los fanáticos de los felinos argumentan que la indiferencia, independencia y altos estándares de un gato lo hacen muy superior. Los gatos fueron una vez adorados como dioses, después de todo.

Sin embargo, la ciencia parece haber aportado nuevas evidencias para argumentar en el debate, algo que brindará satisfacción a los «amantes de los perros». Resulta que los perros tienen muchas más neuronas en la corteza cerebral de sus cerebros que los gatos. Estas células especiales están asociadas con varios signos de inteligencia, como el pensamiento, la planificación y el comportamiento complejo.

Publicado en la revista Frontiers in Neuroanatomy, el estudio no se centró solo en nuestras mascotas favoritas. El equipo internacional de científicos también examinó los cerebros de varias especies de carnívoros. Curiosamente, encontraron que solo las especies más pequeñas tienen densidades más altas de neuronas corticales. Las hienas rayadas tienen menos que los perros, por ejemplo, y los osos pardos tienen el mismo número que los gatos.

Mientras tanto, los mapaches, a pesar de tener pequeños cerebros del tamaño de un gato, tienen tantas neuronas como los perros, lo que los hace «comparables a los primates en densidad neuronal», y por lo tanto bastante inteligentes. No es de extrañar que puedan resolver acertijos y que sean famosos por ser ladrones astutos.

Además, la domesticación no pareció tener ningún efecto sobre la composición neuronal en los cerebros de los carnívoros evaluados en el estudio.

«Creo que la cantidad absoluta de neuronas que tiene un animal, especialmente en la corteza cerebral, determina la riqueza de su estado mental interno y su capacidad de predecir lo que está por suceder en su entorno según la experiencia pasada», dijo la autora del estudio Suzana Herculano Houzel de la Universidad de Vanderbilt en una declaración.

El equipo descubrió que los perros tienen alrededor de 530 millones de neuronas corticales en el cerebro, mientras que los gatos solo tienen 250 millones. Para la escala, los humanos tienen 16 mil millones. Pero antes de que te vuelvas demasiado presumido acerca de cuán inteligentes son las personas, las ballenas piloto de aleta larga tienen 37 mil millones. De hecho, según un artículo publicado en Scientific American Mind en 2016, esto «hace acaba con la noción de que los humanos tienen más células nerviosas que las demás especies del planeta».

Los investigadores en este último estudio eligieron analizar a los carnívoros debido a la amplia gama de tamaños que incorpora, desde el poderoso oso polar hasta la pequeña comadreja, y el hecho de que incluya tanto animales salvajes como domésticos. El equipo observó los cerebros de ocho especies: hurones, mangostas, mapaches, gatos, perros, hienas, leones y osos pardos.

Antes del estudio, predijeron que estas criaturas tendrían más neuronas corticales que los herbívoros que cazan. Sin embargo, para su sorpresa, descubrieron que la relación entre el tamaño de las neuronas y el cerebro en los carnívoros pequeños y medianos era en realidad la misma que en los herbívoros, y que en los grandes carnívoros como los osos, era menor. Aunque el tamaño de muestra del equipo fue pequeño, parece que los animales de presa requieren más inteligencia para escapar de ser cazados, de lo que nosotros solíamos darles crédito.

El menor número de neuronas corticales en carnívoros grandes probablemente se deba a la energía que requiere el cerebro; en cuanto a la energía, el cerebro es nuestro órgano más costoso.

«Comer carne es considerado en gran medida como un solucionador de problemas en términos de energía, pero, en retrospectiva, está claro que el carnivorio debe imponer un delicado equilibrio entre cuánto cerebro y cuerpo puede permitirse una especie», dijo Herculano-Houzel en el comunicado.

Por lo tanto, los perros son más inteligentes que los gatos, pero la densidad de la neurona cortical no es lo único al hablar de la inteligencia. «Hay muchas formas en que la naturaleza ha encontrado la forma de armar cerebros, y estamos tratando de descubrir qué diferencia hace», explicó Herculano-Herzel.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.