Post Format

Cazador furtivo es devorado por leones en Sudáfrica

Leave a Reply

Cazador oficialmente cazado. La semana pasada, el cuerpo de un presunto cazador furtivo fue atacado por una manada de leones en Sudáfrica. Para cuando las autoridades recuperaron el cuerpo del hombre de 46 años, la mayoría de los restos habían sido devorados por la manada, lo que dificultó la identificación. Un rifle de caza cargado que fue encontrado cerca, ha proporcionado algunas pistas bastante útiles.

El portavoz de la policía de Limpopo, Moatshe Ngoepe, dijo que los funcionarios ahora están utilizando sus “recursos de investigación para ver si pueden identificar con éxito al difunto”. “Parece que la víctima estaba cazando furtivamente en el parque cuando fue atacado y asesinado por leones. Se comieron su cuerpo, casi todo, y simplemente abandonaron su cabeza y algunos restos”, dijo Ngoepe a la AFP.

El cuerpo masculino fue encontrado dentro de la Reserva Natural Privada Ingwelala, que es un parque privado ubicado cerca del famoso Parque Nacional Kruger en el noreste de Sudáfrica. Según los informes, el hombre en cuestión no tenía nada que buscar en la reserva, por lo que las autoridades creen que estaba allí con el propósito de caza furtiva, aunque el animal exacto que estaba cazando ilegalmente aún está en debate.

El año pasado, en la misma provincia, varios leones fueron encontrados envenenados y decapitados, muy probablemente para su uso en la medicina tradicional. Esta tendencia y la ubicación del cuerpo en “el territorio de leones”, sugiere que el hombre estaba tras la pista de los felinos. También es posible, sin embargo, que el hombre hubiera estado buscando cazar rinocerontes, que generalmente se consideran una forma más lucrativa de cacería ilegal de animales.

En proceso de identificar el cuerpo del cazador furtivo 

Históricamente, la región experimenta niveles más altos de caza furtiva de rinocerontes que la caza furtiva de leones. Independientemente de las especies vulnerables o en peligro que buscara el cazador furtivo, la situación representa una dulce (aunque horrible) justicia. El teniente coronel de policía Moatshe Ngoepe dijo: “El proceso de identificación de este cuerpo ya ha comenzado y podría ser más fácil ya que su cabeza estaba entre los restos encontrados en la escena”.

El propietario de la reserva, que se identificó como Josh, manifestó que le dijeron que no hablara a los medios porque la investigación policial aún estaba en curso. Un trabajador local, de una reserva natural cercana, describió el área como territorio de leones y agregó: “La cabeza seguía allí, pero los leones se habían comido la mayor parte del resto”.

“Se escuchó un grito y los leones se dispersaron por el sonido de los disparos, pero ya era demasiado tarde para hacer algo por él. Él fue comido”. La policía en Limpopo ha llamado al Departamento del Interior para ayudarlos a tratar de identificar al hombre muerto, que no llevaba documentos. El incidente ocurrió en la reserva de caza Ingwelala.

Sin armas, un hombre no tiene oportunidad frente a un león

Los leones matan hasta 250 personas por año en África y un macho pesa 190 kg y una hembra de 130 kg y pueden correr a más de 80 km / h y quedan menos de 20000 en estado salvaje en África. Lo que permite a los humanos sobreponerse a los leones sin duda alguna son las armas; pero cuando se está en frente de una manada, podría no ser suficiente tener un arma.

Los huesos de los leones se han vuelto muy apreciados en el Lejano Oriente, con un esqueleto pudiendo llegar a costar $ 9000 y la piel $ 4000. De hecho los dientes, pueden costa $ 700 cada uno.

 

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.