Post Format

El ataque sónico a diplomáticos norteamericanos ha tomado un giro siniestro.

Leave a Reply

Varios de los diplomáticos apuntados en esos extraños ataques de armas sónicas en Cuba han sufrido daños cerebrales permanentes. Así lo reportan medios norte americanos como CBS News. Ambos enviados americanos y canadienses a La Habana han sido diagnosticados con leve lesión cerebral traumática. El diagnostico apunta a que ha habido posibles daños al sistema nervioso central.

El Departamento de Estado pidió a los consultores del Sistema de Salud que los evaluaran, pues presentaban los mismos síntomas. Entre ellos, pérdida auditiva, náuseas y migrañas, en la capital cubana.

Un médico estadounidense fue enviado a La Habana a principios del año para evaluar la salud de funcionarios norteamericanos. Todo con el ánimo de establecer el alcance del problema.

Hace unas semanas, se publico que varios diplomáticos de Estados Unidos y Canadá habían caído enfermos en Cuba. Varios de ellos tuvieron que abandonar sus tareas en el extranjero y regresar a su país. Otros tuvieron que marcharse de manera permanente para asegurarse de que se recuperen por completo.

Todo esta bajo investigación.

Los síntomas, como se mencionó, eran siempre los mismos, y sólo parecían ocurrir en las propiedades estatales cubanas. Después de una investigación por el FBI y la Real Policía Montada de Canadá se llegó a una insólita conclusión. La culpable de estos acontecimientos era un arma acústica.

La confusión abundó, no sólo en términos de la motivación detrás de los ataques, y la identidad de los antagonistas. Sino que también se levantaron muchas interrogantes en torno a la tecnología que se utilizó. Las armas sonoras existen, pero en su mayoría consisten en el uso de sonido audible, disparado para dispersar protestas. Informes iniciales sobre estos ataques de La Habana sugerían que las armas eran inaudibles, al menos para el oído humano.

Desde entonces ha surgido la idea de que se están usando una serie de ataques sónicos, tanto audibles como inaudible. Y se hará hincapié en el hecho de que pueden causar un daño duradero, tal vez vital. ¿Qué tipo de arma sónica podría infringir este tipo de daño?


Aunque los sistemas de infrasonido de baja frecuencia pueden «silenciosamente» causar una amplia gama de síntomas en blancos humanos. Entre otras, como el daño del oído interno e incluso el daño de las células del pelo. Los institutos nacionales de salud de EEUU no sugieren que algún daño de cerebro pueda ser causado.

Sin embargo, las microondas de alta frecuencia podrían causar daño cerebral sin hacer ruido. Pequeñas ráfagas podrían inducir «ondas de choque» en el tejido cerebral, así como en el oído interno. Exposiciones prolongadas podrían causar daños permanentes.

Sin pruebas concretas, todo esto es pura especulación en este punto. En cualquier caso, las cosas ciertamente han tomado un giro siniestro, y el misterio sólo se ha profundizado.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.