Post Format

Primer ataque de drones a bases militares rusas se hace realidad

Leave a Reply

Hasta hace poco un ataque por medio de drones era ciencia ficción, pero desde que los avances tecnológicos hicieron que los drones fueran posibles, la gente ha advertido sobre los peligros potenciales de los vehículos aéreos no tripulados (UAVs) armados, que podrían convertirse efectivamente en asesinos slaughterbots contra los que necesitamos defendernos. Ahora, parece que esos miedos se han convertido en realidad.

El Ministerio de Defensa de Rusia afirma que sus fuerzas en Siria fueron atacadas hace una semana por un enjambre de drones de fabricación casera, la primera vez que se informa un asalto coordinado de este tipo en una acción militar. Según el Ministerio de Defensa, las fuerzas rusas en la base aérea Khmeimim y las instalaciones navales de Tartus “evitaron con éxito un ataque terrorista por medio de la implementación masiva de vehículos aéreos no tripulados (UAV)” el ​​viernes pasado por la noche.

“Al caer la tarde, las fuerzas de defensa aérea de Rusia detectaron 13 blancos aéreos no identificados de tamaño pequeño a una distancia considerable que se acercaba a las bases militares rusas”, dijo el ministerio en un comunicado. “Diez drones de asalto se acercaban a la base aérea Khmeimim, y otros tres al punto CSS en Tartus”.

Seis de los drones de la fuerza de asalto fueron interceptados por unidades rusas de guerra electrónica, con tres de los vehículos aéreos no tripulados que fueron llevados a tierra fuera de la base, mientras que los otros tres explotaron al contacto con el suelo. Otros siete drones fueron “eliminados” por los misiles antiaéreos Pantsir-S disparados por los rusos, y las bases no informaron sobre bajas ni daños, explica la declaración.

El ataque pudo haber sido peor

Si el informe es preciso, las fuerzas rusas tienen suerte de que el ataque no haya sido peor, porque quien sea que haya enviado estos drones no se venía con tonterías. Mientras que las fotografías de los UAV improvisados ​​utilizados en el asalto hacen que los drones parezcan torpes y enganchados, el análisis de los rusos revela que estaban armados con explosivos y se lanzaron desde un sitio a más de 50 kilómetros de sus objetivos, navegando por medio de GPS y sensores de control de altitud.

El Ministerio dice que un examen técnico indica que estos aviones no tripulados tendrían un alcance efectivo de ataque de aproximadamente 100 kilómetros (62 millas), lo que es bastante aterrador, y significa que en la nueva era de la guerra UAV, ubicaciones que una vez parecían inmunes al ataque, de hecho están expuestas. “Pensaron que la base era segura, pero ahora parece que es vulnerable”, dijo Maxim Suchkov, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, al Washington Post.

Se desconoce quién lanzó el enjambre de drones, y nadie se ha pronunciado al respecto. Pero los rusos han insinuado que la tecnología utilizada era demasiado avanzada para los militantes locales, visto como una sugerencia de que podría haber sido suministrada por las fuerzas estadounidenses en las cercanías, algo que el Pentágono dice que es “absolutamente falso”.

Todavía hay mucho por aclarar con respecto al ataque

Hay un montón de información sobre este incidente que no está confirmada en este momento, pero una cosa de la que podemos estar seguros es que esta tecnología podría llevar a la guerra a un nuevo capítulo aterrador, y hacia un sombrío futuro que los científicos nos han advertido desesperadamente que debemos evitar.

“Quién sabe cuán precisos son realmente algunos de estos detalles, pero si el número de drones lanzados en la instalación es casi correcto, parecería ser el primer asalto autónomo, a gran escala, coordinado, de aviones no tripulados en una instalación fija así “, informa Tyler Rogoway en The Drive. “Parece que la era de los enjambres de drones ha llegado, y esa es una realidad aterradora de comprender”.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.