Post Format

La ansiedad podría ser manifestación temprana del Alzheimer

Leave a Reply

Los síntomas de aumento de la ansiedad pueden ser una señal de advertencia temprana de la enfermedad de Alzheimer años antes de que el deterioro cognitivo sea evidente, sugiere un nuevo estudio. Investigadores han estudiado durante mucho tiempo los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar Alzheimer, incluyendo afecciones neuropsiquiátricas como la depresión.

Ahora, los científicos dicen que los síntomas de ansiedad podrían ser un marcador dinámico de las primeras etapas de la enfermedad. “En lugar de considerar la depresión como un puntaje total, observamos síntomas específicos como la ansiedad”, explica la psiquiatra geriátrica Nancy Donovan del Hospital Brigham and Women’s de Boston, Massachusetts.

“En comparación con otros síntomas de depresión como la tristeza o la pérdida de interés, los síntomas de ansiedad aumentaron con el tiempo en aquellos con niveles más altos de beta amiloide en el cerebro”. La beta amiloide es una proteína que se ha relacionado de forma integral con la enfermedad de Alzheimer, que se acumula en el cerebro en grupos que forman placas e interrumpen la comunicación entre las neuronas.

Se cree que esa alteración es el principal culpable detrás del deterioro cognitivo de la enfermedad de Alzheimer, pero también podría estar implicado en la fase preclínica de la afección, posiblemente hasta 10 años antes de que se diagnostique la disminución de la memoria. Donovan y sus colegas investigadores examinaron datos del Harvard Aging Brain Study, un estudio observacional de cinco años de 270 hombres y mujeres sanas de entre 62 y 90 años sin trastornos psiquiátricos activos.

Nuevas investigaciones confirmarían la relación

Entre otras pruebas, los participantes se sometieron a escáneres cerebrales y fueron analizados con respecto a la depresión sobre una base anual. En el transcurso del estudio, el equipo encontró que los niveles más altos de beta amiloide en el cerebro se asociaron con el aumento de los síntomas de ansiedad en la cohorte. “Esto sugiere que los síntomas de ansiedad podrían ser una manifestación de la enfermedad de Alzheimer antes del inicio del deterioro cognitivo”, dice Donovan.

“Si nuevas investigaciones corroboran la ansiedad como un indicador temprano, sería importante no solo identificar a las personas desde el principio con la enfermedad, sino también tratarla y potencialmente ralentizar o prevenir el proceso de la enfermedad desde el principio”. En este punto, los investigadores reconocen que aún hay muchas cosas que desconocemos acerca de cómo se produce esta asociación entre la ansiedad y la beta amiloide.

Se requieren más análisis

Vale la pena enfatizar que se requerirán más seguimientos longitudinales para verificar si los participantes que exhiben ansiedad creciente continúan desarrollando Alzheimer. En este momento, eso no se ha demostrado, pero en ausencia de un único biomarcador ampliamente utilizado para la detección temprana de la enfermedad de Alzheimer, el equipo cree que la prueba de ansiedad podría ser una herramienta útil, aunque solo sea para ayudar a reducir el campo de pacientes.

“Este no es un resultado definitivo, pero fortalece el argumento de que los cambios neuropsiquiátricos podrían estar asociados con este amiloide”, explicó Donovan al Boston Herald. “Como mecanismo de detección, probablemente no sea lo suficientemente sensible, pero si puede medir múltiples factores de riesgo en las mismas personas, entonces se vuelve más útil”.

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.