Post Format

Agujero de la capa de ozono es el más pequeño en décadas

Leave a Reply

Después de un enorme esfuerzo global, el agujero de la capa de ozono sobre la Antártida es el más pequeño en décadas. A este ritmo de recuperación, la agencia ambiental de las Naciones Unidas ha declarado que la mayor parte de la capa de ozono se curará por completo en el transcurso de nuestra vida.

Desde el año 2000, partes de la capa de ozono se han recuperado a una tasa del 1 al 3 por ciento cada 10 años; de acuerdo con la última evaluación científica del agotamiento del ozono. Con suerte, esta tasa sugiere que el hemisferio norte y el ozono de latitud media se curarán por completo para la década de 2030, con la reparación del hemisferio sur en la década de 2050.

La capa de ozono es una región de la estratosfera de la Tierra con altas concentraciones de ozono gaseoso que ayuda a proteger al planeta de los dañinos rayos ultravioleta (UV) del Sol. El uso de ciertos químicos hechos por el hombre, especialmente los refrigerantes y solventes fabricados, pueden actuar como sustancias que agotan el ozono después de alanzar la estratosfera, haciendo que la capa se agote y se forme un «agujero».

El agujero en la capa de ozono antártico está experimentando su crecimiento estacional que comienza cada año en agosto y alcanza su punto máximo en octubre. Los datos recientemente publicados por el Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico (CAMS) han demostrado que el ozono se está comportando de una manera «muy inusual».

El comportamiento del agujero

Aunque el agujero de ozono de este año ha crecido bajo algunas condiciones extrañas, haciendo que parezca más alejado del polo de lo habitual, los meteorólogos predicen que todavía está en camino de ser el área más pequeña de cualquier agujero de ozono antártico en 30 años.

«Nuestras previsiones muestran que seguirá siendo pequeña esta semana y esperamos que el agujero de ozono de este año sea uno de los más pequeños que hemos visto desde mediados de la década de 1980», dijo Antje Inness, científico sénior de CAMS, en un comunicado.

Después de que se descubriera por primera vez el agujero de ozono en 1985, el mundo actuó rápidamente para resolver el problema. Para 1987, 196 países y la Unión Europea firmaron el Protocolo de Montreal para eliminar la producción de casi 100 sustancias responsables de la destrucción del ozono.

Hasta la fecha, sigue siendo el único tratado de las Naciones Unidas adoptado por todos los estados miembros. A medida que estos resultados se reafirman, el protocolo ha sido un éxito sin precedentes.

Falta mucho por hacer

En un momento en que el mundo se tambalea por el precipicio del catastrófico cambio climático, la recuperación del agujero de ozono sirve como un recordatorio de que es posible que el mundo aborde sus colosales problemas ambientales a través de la acción colectiva y el cambio de políticas.

«El Protocolo de Montreal ha sido un éxito debido al apoyo mundial unánime», dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en un comunicado de la ONU. «Debemos recordar que el Protocolo de Montreal es un ejemplo inspirador de cómo la humanidad es capaz de cooperar para abordar un desafío global y un instrumento clave para abordar la crisis climática actual».

0

Leave a Reply

Required fields are marked *.